Lunes 17 de Mayo de 2021

Hoy es Lunes 17 de Mayo de 2021 y son las 12:07 FACEBOOK: Estacionurbana Radiourbana - TWITTER: @fmradiourbana - INSTAGRAM: urbanario3 WHATSAPP: 3571569969

21 de abril de 2020

CLINICA PRIVADA MODELO cobraba a jubilados de Pami tratamientos que eran gratuitos

Nos comunicamos con Patricia Gatti (Periodista que Trabaja en Radio Líder y escribe para Villa María Ya) quien nos informo sobre la causa a la Clinica Modelo. La Clínica Modelo de Río Tercero es investigada por el Juzgado Federal de Villa María. Sus dueños están imputados por asociación ilícita y estafa
La Fiscalía Federal de Villa María imputó a las autoridades de una clínica de Río Tercero por los delitos de asociación ilícita, defraudación y extorsión. Según pudo conocer Radio Líder Argentina estos hechos ocurrieron porque las autoridades de la clínica ordenaron a sus empleados, fundamentalmente los administrativos, a que cobraron prestaciones a afiliados al Pami que tenían gratuidad.


Según da cuenta el informe, estos hechos fueron antes de la pandemia de Coronavirus y no tienen ninguna relación con este tema. Sucedieron entre los años 2016 y 2018. Hubo una serie de denuncias, hacia el Pami, porque cuando llegaba un afiliado a la clínica pidiendo una prestación o estudio específico advertían que había un cartel que decía que los tratamientos del Pami eran gratuitos. Sin embargo debían abonar cifras económicas para las que ni siquiera les daban un recibo. Desde el Pami advirtieron esta situación por las denuncias que llegaban de esta clínica, la Clínica Modelo de Río Tercero, y decidieron remitirlo a la Fiscalía Federal de Villa María. Por esa razón se instó el procesamiento Néstor Enrique Chali, Amado Pedro Simoneli, Federico Luis Rutis y Carlos Alberto Acornero y Sergio Castelari, todos responsables de la administración y gerenciamiento de la clínica privada. Se trabó embargo, no sólo sobre los bienes de la clínica, sino sobre los bienes de las personas físicas procesadas por este caso. ¿Cómo ocurrieron los hechos? Hay casos puntuales que se presentaron, pero se resguarda la identidad de los damnificados. Un afiliado fue a pedir un estudio, que era una cirugía de laparoscopía vesicular, le dijeron que esa prestación no estaba incluida en el Pami, y que para no hacerse la cirugía tradicional debía abonar $2.000, cuando en realidad sí estaba nomenclada en las prestaciones del Pami. Lo mismo le pasó a otra afiliada que en la recepción de la clínica le pidieron $1.100 para realizarse una Tomografía Computada de Tórax y una ecografía doble. Estos fueron los hechos que motivaron a la fiscal María Schianni a calificar las acciones de los dueños de la clínica como defraudación. En los casos de asociación ilícita es porque entienden que todas las personas que están procesadas conformaron una asociación destinada a cometer una cantidad de estafas y extorsiones contra afiliados del Pami mediantes diferentes engaños e intimidaciones. Fuente: Villa María Ya Radio Lider

COMPARTIR:

Comentarios

', {'name':'b'}); ga('b.send', 'pageview');